VIR motos 2

Acerca del Portal
Typography

La comunicación es esencial en el desarrollo humano, social y económico. Los procesos de comunicación son fundamentales para ampliar las prácticas de empoderamiento, a través de las cuales las personas consiguen entender por sí mismas asuntos, considerar y debatir ideas, negociar y participar en debates públicos de ámbito local y nacional.

La Comunicación para el desarrollo es "un proceso social basado en el diálogo, que utiliza una amplia gama de instrumentos y métodos. Tiene que ver con buscar un cambio a distintos niveles, lo que incluye escuchar, crear confianza, compartir conocimientos y habilidades, establecer políticas, debatir y aprender, a fin de lograr un cambio sostenido y significativo. No se trata de relaciones públicas o comunicación empresarial"1.

Las organizaciones para el desarrollo dan mucha más prioridad a los elementos esenciales del proceso de la comunicación para el desarrollo:

  • El derecho y la posibilidad de las personas para participar en los procesos de toma de decisiones que afectan sus vidas;
  • Crear oportunidades para el intercambio de conocimientos y habilidades;
  • Garantizar que todas las personas tengan acceso a instrumentos de comunicación, para que puedan comunicarse dentro de sus propias comunidades, y con las personas que toman las decisiones que los afectan;
  • El proceso de diálogo, debate e involucramiento que establece políticas públicas relevantes, útiles, y que tienen grupos de electores comprometidos que están dispuestos a implementarlas – por ejemplo, respuestas con respecto a la preservación del medio ambiente;
  • Reconocer y controlar las tendencias comunicativas que están teniendo lugar a nivel local, nacional e internacional, a fin de mejorar las acciones de desarrollo – desde las nuevas regulaciones de los medios de comunicación y las tendencias de las ICT hasta la música popular y tradicional.
  • Adoptar un enfoque que esté contextualizado al interior de las culturas.
  • Relacionado con todo lo anterior, la prioridad de apoyar a las personas más afectadas por los temas de desarrollo en sus comunidades y países, para escuchar lo que tienen que decir, expresar sus perspectivas y contribuir y actuar con respecto a sus ideas para mejorar su situación.

En la actualidad, las organizaciones de las Naciones Unidas identifican cuatro tendencias en el panorama de la comunicación para el desarrollo: (i) comunicación para el cambio de comportamiento, (ii) comunicación para el
cambio social, (iii) comunicación para la incidencia y (iv) fortalecimiento de un entorno propicio para los medios y las comunicaciones. Asimismo, reconocen que éstas se interrelacionan entre sí de manera significativa2.

La comunicación para el desarrollo lleva tiempo arraigada en algunas organizaciones de las Naciones Unidas y se ha ido en otras agencias internacionales como UNESCO, UNICEF, entre otros, así como en gobiernos y organizaciones no gubernamentales (ONGs). Su nivel de actividad, metodología, recursos y posición en las organizaciones es varíable

En el caso del sistema de Naciones Unidas, los enfoques participativos e inclusivos asociados a la comunicación para el desarrollo son elementos básicos en una amplia gama de proyectos sectoriales como gobernabilidad, medios de vida, medio ambiente, educación, salud y género. En todos estos proyectos se emplean enfoques de comunicación para el desarrollo con miras a facilitar vínculos, mejorar el conocimiento y la sensibilización, crear capacidades de recursos humanos en las comunidades y en el gobierno, cambiar prácticas y comportamientos, normas y actitudes.

UNICEF define la comunicación para el desarrollo (CPD) como el proceso sistemático, planificado y basado en la evidencia para fomentar los cambios sociales y de comportamiento positivos y cuantificables, fundamentales para los programas de desarrollo, la incidencia política, la labor humanitaria y la creación de una cultura que respete los derechos humanos y contribuya a realizarlos. En UNICEF, la Comunicación para el desarrollo eficaz no se limita al suministro de información, sino que también implica la comprensión de las personas, de sus creencias y valores, y de las normas sociales y culturales que rigen sus vidas. La Comunicación para el desarrollo requiere que se logre la participación de las comunidades y se preste atención a los adultos y niños cuando éstos individualizan los problemas, proponen soluciones y toman medidas al respecto. Se considera que la Comunicación para el desarrollo es un proceso bidireccional mediante el cual es posible compartir ideas y conocimientos, empleando para ello una amplia gama de herramientas y enfoques de comunicación que potencian a los individuos y a las comunidades con el propósito de que tomen las medidas necesarias para mejorar sus vidas.

El Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) contempla los mecanismos de comunicación para el desarrollo como elementos básicos para fomentar la participación inclusiva y propiciar la rendición de cuentas social. El enfoque del PNUD incluye evaluaciones de información y comunicación para comprender mejor las necesidades de las personas pobres al respecto, en particular para detectar lagunas donde no se responde a estas necesidades (el enfoque comunicación para el empoderamiento). Responde a los desafíos del derecho a la información a través del fomento de entornos jurídicos y reglamentarios favorables, iniciativas de sensibilización y educación cívica, y mediante el empleo de las Tecnologías de la información (TIC) y la comunicación para mejorar el acceso a la información.

Para UNESCO, el acceso equitativo, apropiado y asequible a la información y la comunicación para todos es un requisito fundamental para construir sociedades que empoderen a los individuos y a las comunidades. Por ello impulsa las “sociedades inclusivas del conocimiento”, trabajando por la libertad de expresión y de prensa, y favoreciendo el empleo de las tecnologías de la información y la comunicación, aplica enfoques de comunicación para el desarrollo que apoyan el compromiso significativo de los individuos y de las comunidades locales, así como los organismos nacionales, regionales e internacionales.

Principios rectores de la comunicación para el desarrollo (UNESCO):

Procesos participativos que comprometan activamente a los colectivos y aceleren las respuestas
eficaces a los desafíos del desarrollo;
Alianzas que fomenten el cambio y la solidaridad;
• Perspectiva de género;
• Igualdad;
• Diversidad;
• Tolerancia.

entorno cpd

1 Comunicación para el Desarrollo, Naciones Unidas, 2011.
2
Concenso de Roma, Congreso Mundial de Comunicación para el Desarrollo, 2006.